Continúan enviando ayuda a comunidades distantes e incomunicadas

(San Juan, P.R.) – El Gobierno de Puerto Rico continúa llevando ayuda de primera necesidad a las comunidades más distantes y que quedaron incomunicadas tras el paso del huracán María, informó el secretario de la gobernación William Villafañe.

“Este es un camino largo y difícil, pero paso a paso nuestro pueblo se va a levantar. Por encomienda e instrucciones del gobernador Ricardo Rosselló de que lleguemos a cada rincón de esta Isla y llevemos la ayuda que necesitan.  A las comunidades que hemos llegado, tras el paso de este huracán, les suplimos los medicamentos que necesitaban, además, de agua, alimentos, y otros artículos de primera necesidad.  Sin duda, son estas las gestiones que salvan vidas”, precisó Villafañe.

 

Durante las pasadas dos semanas, el secretario de la gobernación junto a la Policía de Puerto Rico (FURA específicamente), médicos voluntarios, la empresa privada y servidores públicos han visitado comunidades incomunicadas en Maricao, Río Prieto en Yauco, Castañer en Lares, Las Marías, Añasco, Jayuya, Orocovis, la comunidad Toro Negro en Ciales, Collores en Juana Díaz, Comerío, así como los barrios San Lorenzo y Barrio Pasto de Morovis.

 

Villafañe dijo que, por la inaccesibilidad de los lugares, en una de las comunidades tuvieron que aterrizar en el segundo piso del techo de una casa. “Allí pude hablarle a la comunidad, y ver de primera mano sus necesidades”. Asimismo, agradeció al doctor Carlos Mellado y a un grupo de médicos voluntarios que han echado el resto visitando, atendido y llevando medicinas a muchas áreas incomunicadas. “Les brindamos medicamentos que eran necesarios para su subsistencia; estamos salvando vidas”.

 

Además, el secretario de la gobernación agradeció el trabajo de la Policía de Puerto Rico, y a todos los que han dado un pie al frente, para la reconstrucción de la Isla. “Les garantizo que vamos a salir de esta etapa, día tras día se demuestra un progreso. No será rápido, pues el daño fue fuerte, pero ese adelanto lo estamos viendo en la medida que llega el agua, las filas de la gasolina continúan bajando, el servicio de la electricidad va llegando, las telecomunicaciones se van restaurando, así como la limpieza que es vital para evitar el desarrollo de plagas y epidemias”.

 

Ayer Villafañe visitó al pueblo de Utuado y recordó cómo tras el paso del huracán Georges en el 1998, fue la propia gente quien abrió paso tras una semana prácticamente incomunicados. “Así como lo hicimos en aquella ocasión, lo vamos a hacer de nuevo. Con voluntad, sensibilidad y determinación nos vamos a levantar. Para lograrlo, continuaremos visitando las comunidades más distantes y nos aseguraremos que cada necesidad sea atendida”.

promo-perspectiva-actual-medbook
Anuncio.